La ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia

Reinaldo Carcanholo
 ::
Set.2013 :: Temas de Marx

Una de las consecuencias inevitables de la teoría del valor, cuando se interpreta correctamente, es la llamada ley de la baja tendencial de la tasa de ganancia.



En la época de Marx, muchos autores del campo económico consideraban como indiscutible que la expansión capitalista llevaba necesariamente a una reducción progresiva de la tasa general de ganancia del capital. Es el caso, por ejemplo, de Adam Smith y de Ricardo. El primero la explicaba de una manera un tanto ingenua, al atribuirla al crecimiento de la competencia entre los numerosos capitales que surgían con la expansión capitalista, mientras que Ricardo tenía una explicación más sofisticada. Explicaba la caída de la tasa de ganancia apoyándose en el inevitable crecimiento de la renta de la tierra, atribuyendo, por tanto, las dificultades del sistema a los terratenientes. Esta teoría favorecía directamente su posición política de defensa de la burguesía y de enfrentamiento con los señores de la tierra.

Marx no aceptó los argumentos de ninguno de los autores de su tiempo y, consciente de la inevitable tendencia de la rentabilidad del capital a reducirse, es decir, que la tasa general de ganancia tendía a caer, encontró su explicación de una manera absolutamente coherente con su teoría dialéctica del valor. Mejor aún, dedujo la ley de la tendencia directamente de su teoría del valor y, de ese modo, mostró que el sistema capitalista es contradictorio por su misma naturaleza.

Es preciso afirmar ya desde un principio que Marx nunca creyó que necesariamente y en cualquier momento o periodo de la historia del capitalismo se manifestase esa tendencia empíricamente como una reducción real de la tasa general de ganancia. Podría, durante cierto tiempo, crecer perfectamente, sin que eso significase una violación de la ley. Los periodos de eventuales crecimientos de esa tasa general se explicarían por la existencia de factores contrarrestantes que, por una u otra razón, serían, en ese periodo, más que suficientes para anular la manifestación de la ley y eventualmente incluso darse un crecimiento de la citada tasa

Artículo Completo [PDF]

www.laberinto.uma.es / www.marxismocritico.com